ALIMENTACIÓN SALUDABLE BASADA EN LA EVIDENCIA CIENTÍFICA

Objetivos concretos de nuestra alimentación según los expertos:​

Dra. M. Manzano

Por Dra. M. Manzano

Nuestros alimentos deben:

  • Suministrar la cantidad de calorías suficiente para llevar a cabo las funciones metabólicas y de trabajo físico diarios.
  • ­ Aportar  los suficientes nutrientes.
  •  Favorecer el mantenimiento o la consecución  del peso ideal.
  • ­ Establecer un equilibrio en la ingesta diaria de nutrientes. Es recomendable un aporte de hidratos de carbono de entre un 45 y un 65% de las calorías diarias totales; porcentaje de  grasas no superior al 20-35% , y un 10-35% de proteínas de alto valor biológico.
  • Disminuir el riesgo de enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación desequilibrada.

“Deje que los alimentos sean su medicina y que la medicina sea su alimento” 

 La alimentación saludable deben tener los siguientes atributos:

Ser variada: no existe ningún alimento que contenga todos los nutrientes esenciales, de ahí la necesidad de un aporte diario y variado de todos los grupos de alimentos en los porcentajes adecuados para cubrir las necesidades fisiológicas de nuestro organismo. Alguna evidencia sugiere que en una semana se necesitan al menos entre 20 y 30 tipos de alimentos diferentes, sobre todo de origen vegetal, para que la dieta sea saludable. La diversidad de alimentos puede compensar la deficiencia de un nutriente concreto por su aporte en otro de los alimentos de nuestra dieta. De igual manera, puede reducir el impacto de componentes tóxicos que, de manera natural o artificial, estén presentes en un alimento.

Además la falta de variedad dietética es un problema grave en sociedades pobres y en vías de desarrollo, donde la dieta se fundamenta en el consumo de almidones, no suele incluir proteínas animales y se añaden sólo algunas frutas y verduras según las estaciones. La diversidad dietética se incluye ahora entre las recomendaciones específicas para la alimentación complementaria y la lactancia de niños de 6 a 23 meses durante la transición de lactancia a la dieta familiar. En estos niños y en adultos3 la diversidad se ha relacionado con un mejor estado nutricional, con independencia del nivel socioeconómico, y es un buen indicador de la probabilidad de alcanzar requerimientos nutricionales y de una calidad nutricional más alta.

Ser equilibrada y personalizada: las proporciones de los alimentos deben modificarse para favorecer la variedad alimentaria, y responder a la circunstancias particulares de cada persona.

Ser saludable: lo cual incluye los conceptos de variedad, equilibrio y adecuación, junto con las características de un estilo de vida saludable.

Estudiar las asociaciones entre determinados patrones alimentarios y no sólo de los alimentos de forma individual así como el riesgo de enfermedad resulta muy interesante, dados los efectos sinérgicos o antagónicos de los alimentos.

Bibliografía

CALAÑAS-CONTINENTE

Servicio de Endocrinología y Nutrición. Hospital Universitario Reina Sofía. Córdoba. España.

Quieres ampliar la información pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.